Trading y la Ciencia Emergente del Cerebro

Precio:
¡Es gratis!

Por favor, selecione:

DOC




Añadir al carro:

TRADING Y LA CIENCIA EMERGENTE DEL CEREBRO

Vivimos en una época muy interesante. La neurología continúa descubriéndonos nuevos y maravillosos detalles acerca de cómo funciona el cerebro. Sin embargo, los traders parecen prestar poca atención a la información.  En este artículo voy a escribir unos cuantos párrafos acerca de algunos avances y de cómo podemos sacar provecho de ellos.


Me gustaría empezar examinando la importancia de la planificación a primera hora de la mañana. Pero para ello, primero necesitamos examinar la estructura del cerebro.

Como casi todo el mundo sabe, nuestro cerebro funciona a dos niveles:

1. En el plano subconsciente, el cual se ocupa de la mayoría de los asuntos rutinarios, gestionándolos de una forma rápida, automática y eficiente.
2. En el plano consciente, el cual se ocupa de tomar decisiones y resolver problemas.

En el artículo “Tu Cerebro en Funcionamiento”, David Rock, sugiere que en relación con estas cuestiones, la mente tiene cinco funciones: comprender, decidir, recordar, memorizar e inhibir. Los cuatro primeros se explican por sí mismos, pero pueden necesitar una pequeña explicación adicional. El proceso de inhibición nos permite excluir pensamientos aleatorios, automáticos cuando deseamos concentrarnos. Por ejemplo, cuando estamos en una operación con beneficios y surge un pensamiento sobre el uso de dichos beneficios para irnos de vacaciones. Naturalmente queremos inhibir este pensamiento y concentrarnos en lo que el mercado nos está diciendo. Ya habrá tiempo después para pensar en las vacaciones una vez cerrada la posición.

El aspecto importante sobre las actividades conscientes es que consumen grandes cantidades de energía, la cual si no es repuesta deja una escasa cantidad para la próxima decisión. Así que si Vd. se está concentrando en una larga tarea, trate de reponer energías no sólo tomando un descanso, sino también recargando sus niveles de glucosa con una bebida azucarada.

Esta característica de desgaste energético es la razón por la que recomiendo que nos preparemos para realizar nuestras operaciones al comienzo de la mañana. Les sugiero a mis alumnos que utilicen la preparación basada en la meditación-visualización de las operaciones a primera hora de la mañana porque es el momento en el que más frescos están. Además hay otra razón cuya comprensión implicará saber por qué digo que la preparación recomendada es mejor para los principiantes y para traders con experiencia cuando están en estado de decaimiento.

Cada uno tiene una razón ligeramente diferente para tener que hacer uso del suministro energético de primera hora de la mañana.

Para los principiantes, funciona mejor en ese momento porque el cerebro tiene dificultades para imaginarse algo que no ha experimentado. Daniel Gilbert en el artículo “Tropezando con la Felicidad” lo denomina previsión afectiva: es la dificultad de prever cómo nos vamos a sentir y vamos a actuar en el futuro. Como resultado de ello, visualizar la ejecución de nuestras operaciones requiere mucha energía - algo que la mayoría de nosotros tenemos normalmente al comienzo del día y no al final.

En cuanto a los traders más experimentados que se encuentran en un estado de decaimiento sostenido: si Vd. es similar a mí, probablemente se sentirá como si nunca fuera capaz de doblar la esquina. Y, como resultado de ello, resulta difícil mantener la disciplina. Me siento tentado a operar en exceso o a saltarme el análisis (¿Para qué perder un tiempo que podría utilizar para hacer otras cosas? Haga lo que haga me costará dinero). Permanecer sentado tranquilamente y realizar operaciones supone, en estas circunstancias, un desgaste de energía.

Así, en cualquier de estas situaciones, la preparación al comienzo del día es lo mejor.

¿Cómo podemos ahorrar energía y cómo usarla con eficacia? Lo veremos en a continuación.

Como he dicho anteriormente, la toma de decisiones requiere una gran cantidad de energía. En consecuencia, al tomar decisiones en nuestra operativa, tenemos que tener esto en cuenta. Las preguntas que se plantean ahora son:

1. ¿Existe un momento ideal para la toma de decisiones? En caso afirmativo, ¿cuándo es el mejor momento?
2. ¿Existen estrategias que podemos utilizar para conservar la energía?

Marcia Conner escribió un interesante artículo en Julio de 2008: Cerebro, Cuerpo y Reposo. En este artículo, se presenta la ciencia de la cronobiología (la ciencia de los relojes biológicos que poseen los organismos vivos) y en él aprendí de que existen diferentes momentos del día que son mejores para determinadas actividades.

En el caso de los humanos, los mejores momentos para la toma de decisiones y la internalización de nueva información es por la mañana, de 9:00 am a 12:00 pm. En mi caso, es mejor entre las 5 a.m. y las 12:00 p.m. Es por ello que suelo acostarme a las 11:30 p.m., para poder levantarme a las 5:00 am. Me siento completamente recargado.

Marcia denomina a esto el ”tiempo del cerebro” y es casi una verdad universal, independiente de la edad, la zona horaria, o nivel de vigilia. De ello se deduce, pues, que lo mejor es que Vd. se prepare en este momento del día para realizar sus decisiones de trading.

Además de esto, realizar un descanso de entre 5 y 10 minutos cada 40 ó 60 minutos no sólo es deseable sino una necesidad. Le damos tiempo a nuestro cerebro para recargarse. Y no es mala idea tomar una bebida con glucosa durante ese tiempo de descanso.

Otra estrategia consiste en descargar la mente en el papel: el uso de herramientas de gestión del conocimiento (mindmaps), árboles de decisión, etc. para ayudarnos a organizar nuestros pensamientos. Además debemos programar nuestras actividades mentales del cerebro de acuerdo con las horas del cerebro, el cuerpo y el reposo señaladas en el artículo de Marcia.

A continuación realizamos una descripción de los otros tiempos descritos por Marcia. 
La ‘hora del cuerpo’ se extiende desde las 12:30 pm hasta las 2:30 pm. En ese periodo es cuando estamos más fuertes físicamente y preparados para hacer ejercicio. Así que si planea asimilar información, conviene que lo haga antes o después de este horario.

La ‘hora del reposo’ dura desde las 2:30 p.m. hasta las 4:00 pm. Estamos en nuestro peor momento, tanto física como mentalmente. Es el mejor momento para sentarse y reflexionar “lateralmente en lugar de profundamente”: leer y escuchar lo que otros tienen que decir para integrar sus respuestas en nuestro modo de pensar.

A las 4:00 pm, comenzamos a animarnos. Podemos concentrarnos de nuevo. Además, nuestra memoria a largo plazo mejora a lo largo del día así que este es el mejor momento para revisar la nueva información y preguntarnos: “¿Cómo puedo usar lo que he aprendido hoy?”

Esta secuencia de tres etapas se repite durante la tarde, la noche y la madrugada.

En la segunda hora del cerebro, nuestros sentidos están en su momento álgido. La segunda hora del cuerpo será el mejor momento para tocar un instrumento musical. Y durante la segunda hora de reposo, nuestra capacidad para pensar se reduce claramente.

El tiempo necesario para reconocer señales de peligro aumenta en un 50% con respecto al punto de máximo rendimiento.

Pasemos ahora a examinar algunas estrategias mentales que podemos utilizar. El segundo hecho que la neurología ha puesto de manifiesto es la limitada capacidad del cerebro para gestionar simultáneamente ideas concurrentes.

Se ha descubierto que para actividades simples, la región inconsciente es capaz de mantener un número infinito de ellas. Una vez que una acción o proceso se convierte en rutina, es decir, pertenece a la mente subconsciente, realizarlo no supone un gran desgaste de energía.

Pero las actividades complejas son un juego completamente diferente. Y no, no es correcto decir que podemos tener de 7 +/- 2 pensamientos concurrentes en un momento dado. En realidad, podemos tener un máximo de en torno a 4.

Entonces, ¿qué hacemos para enfrentarnos a esto?

Hay tres estrategias que puede utilizar para tratar el tema:

1. Simplifique el análisis limitándose a las cuestiones fundamentales del mismo. El uso de herramientas de gestión del conocimiento me parece muy valioso para ello. 
2. Divida la información en grupos. 
3. Al final de (2), podemos mantener 4 pensamientos en un momento dado (cada uno en relación a una parte de la información). Son bastantes para manejar. Por ello es mejor decidir previamente cuáles son los cuatro más importantes.

El atributo final del cerebro es la incapacidad de la mente consciente para concentrarse en más de un asunto a la vez sin sufrir una disminución en la calidad de los resultados. Tenga en cuenta que existe una diferencia entre los asuntos rutinarios gestionados por el subconsciente y las complejas cuestiones que gestiona la parte consciente.

El subconsciente puede funcionar en multitarea y lo hace de manera eficaz y eficiente, pero no así la mente consciente.

Ahora podemos resumir un proceso óptimo para el análisis de la operativa:

1. Tanto en las primeras horas del día como al final de la tarde, estamos preparados para el trabajo mental.
2. Elabore una lista que implique un asentamiento de ideas. Al igual que un mindmap, comenzaremos con las ideas principales y nos moveremos hasta los pequeños detalles.
3. La investigación anterior sugiere que adoptemos un proceso que implique actividades de los diferentes hemisferios del cerebro.
4. En cada etapa de los procesos relacionados con el lado derecho del cerebro, la clave es la generación de ideas; en cada etapa de los procesos relacionados con el lado izquierdo del cerebro, la clave es organizar, reducir y evaluar las ideas de trading.
5. En cada etapa de los procesos relacionados con el lado izquierdo del cerebro nos centraremos en un asunto a la vez.
6. Durante el período de análisis, la transferencia de nuestros pensamientos al papel nos ayudará a pensar con mayor claridad.

Autor: Ray Barros

Revista: HISPATRADING Nº1