Pautas para superar los obstáculos personales en el camino hacia

Precio:
¡Es gratis!

Por favor, selecione:

DOC




Añadir al carro:

PAUTAS PARA SUPERAR LOS OBSTÁCULOS PERSONALES EN EL CAMINO HACIA EL ÉXITO

El camino hacia el éxito del trader está acompañado de un proceso de aceptación de los propios errores y de generar nuevas conductas para no repetirlos.

He entrenado a operadores para que alcancen el éxito en su trading desde mediados de los años 90. Todavía estoy aprendiendo nuevos métodos de transmisión de información –el próximo Programa de Alto Rendimiento es el resultado directo de la adaptación de los recientes avances en Neurología a la formación en el trading. Si el resultado de mi esfuerzo es cercano a los de los tests del grupo de control, lo consideraré un gran éxito.

Pero a lo que me refiero cuando hablo de éxito y a lo que se refieren otros pueden ser dos cosas diferentes. En este caso defino el éxito como una mejora de las estadísticas extremas:

“Un estudio reciente mostró que el 92% de los novatos perderán su cuenta (es decir, perderán tanto dinero que o bien tendrán que dejar de operar o tendrán que añadir más capital) en los 10 primeros meses. Eso es un 12% por encima de la estimación de Pareto, que sugiere que sólo el 80% fracasará”.

Y dado que el grupo de control mostró una tasa de éxito del 62%, creo que los resultados son todo un logro. Los resultados del grupo de control confirmaron mi creencia de que los operadores que fracasan se dividen en dos grupos:

• Aquellos que operan sin ningún tipo de planificación antes o después de las operaciones o evaluación de riesgos –comúnmente denominados “traders impulsivos”. Puede que planeen una operación y, a veces, realmente sigan su plan. Pero lo habitual será que el miedo a perderse una operación, el trading por venganza, etc. provocarán que operen sin un plan (en el sentido de la primera frase de este párrafo). Tengo una gran simpatía por este grupo, ya que pertenecí a él durante muchos años.

• Aquellos que encuentran razones para no abrir una posición. Las razones, tomadas de forma aislada, generalmente parecen muy razonables y plausibles. Pero como el Dr. George Liason (un psiquiatra de Sídney) me dijo hace mucho tiempo: “si Vd. tiene un resultado no deseado que se produce por un patrón de comportamiento, deberá centrarse en el comportamiento y los resultados; olvide las razones”.
Lo interesante de este grupo es que, en su mayor parte, está compuesto por personas elocuentes e inteligentes. Creo que en esta observación se encuentra el motivo por el que parece que este grupo difícilmente cambiará.

Cambiar significa que debemos enfrentarnos al hecho de que lo que estamos haciendo no funciona. Si Vd. es capaz de ‘ocultar’ este aspecto fundamental de sí mismo (estoy haciendo ‘x’, ‘y’, ‘z’ para mejorar o no he sido capaz de funcionar debido a un determinado hecho ‘x’, ‘y’ , ‘z’, ...., así que estoy cambiando, incluso si no hay resultados sobre el comportamiento), Vd. puede creer que todo está bien y no afrontar el dolor del fracaso.

Las palabras clave aquí son los resultados sobre el comportamiento. Incluso si Vd. ha actuado, pero las acciones no producen los resultados esperados, entonces lo único que estamos haciendo es intercambiar tumbonas en el Titanic. Por ejemplo, si el problema radica en la gestión de su riesgo y todo lo que estamos haciendo es cambiar las reglas de entrada, seguirá fracasando. Es necesario tomar medidas que le conduzcan a sus metas.

Así que si Vd. se encuentra en alguno de estos grupos, ¿qué puede hacer?

Veamos las posibles soluciones.
La idea fundamental es que la solución debe producir resultados, modificando el comportamiento. Sin embargo, resulta útil primero identificar el origen del problema. En el caso del segundo grupo, el de los traders reacios a actuar, lo que impide a este tipo de traders pasar a la acción probablemente sean dos de los cuatro miedos identificados por Mark Douglas:

1. El miedo a equivocarse y
2. El miedo a perder dinero

Ambos probablemente se deban a un Futuro Predeterminado que tiene sus raíces tanto en tratar de evitar el dolor del abandono y/o en tratar de evitar el dolor de “no ser lo suficientemente bueno”. (‘Futuro Predeterminado’ es el término que he creado para definir aquellas respuestas inconscientes, automáticas que hemos aprendido a usar desde la infancia para ‘conseguir lo que queremos’).

Las soluciones que sugiero en este caso son:

  • Simplificar el método utilizado. Cuanto más simples sean las señales de entrada y salida, más fácil será para este operador evitar la “parálisis del análisis”. Esto es más fácil de decir que de hacer. Dado que nuestro Futuro Predeterminado está arraigado en nuestras conexiones neuronales, nos sentimos incómodos cuando nos desviamos y trataremos de volver hacia atrás. Por esta razón ...
  • Es necesario crear un fuerte “proceso de ignición” (Daniel Coyle, Las Claves del Talento). Necesitamos sentir que el trading es una parte importante de nuestra vida y que es algo que haríamos por el puro placer de hacerlo, incluso si no ganáramos dinero. En resumen, si no la tiene, deberá desarrollar una pasión por el trading.
  • Para hacer esto debemos crear un firme compromiso de VISION y renovar ese compromiso a diario hasta que logremos nuestros nuevos hábitos. La renovación puede ser en forma de un breve proceso de visualización.
  • Debemos mantener un diario para registrar el comportamiento que hemos adoptado, los resultados de la conducta, la brecha entre los resultados que queremos conseguir y los resultados de la conducta, así como observaciones sobre lo que vamos a hacer para cerrar la brecha.
  • Para la mayoría de los traders en esta categoría, el problema es entrar en el mercado. El peligro de esto es que vamos a estar continuamente “preparando la operación”, pero no estaremos realmente operando.

Tenía un amigo (perdí el contacto con él después de irme de Sídney) con este problema. La última vez que le vi se estaba preparando para operar –todavía no había lanzado su primera orden. El único problema es que había estado preparándose para operar 10 años por lo menos.

La preparación es importante. Pero para los traders de este grupo, cualquier preparación superior a 6 meses sin hacer una sola operación es probablemente una señal de que su “preparación” es una excusa para no operar.

Por lo tanto, las soluciones que estoy sugiriendo es crear un nexo fuerte, de motivación, para mantenerlo diariamente hasta que el nuevo hábito se cree y, a ser conscientes de que una larga “preparación” es sólo otra excusa para no apretar el gatillo. Y así finalmente el trader encontrará la voluntad necesaria para tomar las medidas para remediar la situación.

Por cierto, hay que tener en cuenta de que parto de la hipótesis de que ambos tipos de traders tienen una estrategia ganadora, así como un plan adecuado de gestión del riesgo, es decir, que las herramientas no son el problema, el problema es la psicología del trader.

Veamos ahora las soluciones para el trader que entra en el mercado sin desarrollar un plan de gestión de riesgos –antes o después de la entrada.

Este tipo de traders es el más difícil. Al principio pensaba que su comportamiento estaba causado por:

1. El miedo de perder y/o
2. El miedo de dejarse dinero sobre la mesa.

Creía que lo anterior explicaba el comportamiento ya que lo estaba viendo desde la perspectiva de que el proceso de toma de decisiones se realizaba de manera deliberada. Desde este punto de vista, creo que la explicación es correcta.

Pero dado que este comportamiento ha tendido a aparecer sobre todo en individuos impulsivos –he tenido que volver a pensar en la causa. (Dado que la toma de decisiones se realiza de forma impulsiva ya se encuentra implícita en la operativa, no debería existir ninguna razón para tener miedo a perderse la operación).

Hasta la fecha no he podido aislarlo. Lo que he podido hacer es tener una medida de éxito que tienen los traders a la hora de implementar un proceso de gestión de riesgos mediante:

1. Trabajar a través del proceso Visión-Objetivos para garantizar que el trader está muy comprometido con su éxito en el trading.

2. Redefinir el significado del éxito debiendo significar: la aplicación consistente de la estrategia y del plan de gestión de riesgo. Para ello debemos realizar un proceso de visualización de 8 minutos.

3. Adoptar un proceso de gestión de riesgo antes o después de entrar en el mercado.

4. Anotar inmediatamente la entrada realizada en (3) en nuestro diario psicológico. Observemos cómo mejora el Rendimiento Esperado cuando el trader hace esto. Cree una imagen de esta mejora y utilícela en el proceso de 8 minutos.

5. Adoptar un proceso de recompensa por cumplir con los puntos 2-4.

La Neurología considera que es difícil superar los “malos hábitos”. Es mucho más fácil crear un nuevo comportamiento, especialmente cuando utilizamos el subconsciente como una ayuda. Con las ideas anteriores, es lo que se pretende conseguir.

Autor: Ray Barros

Revista: HISPATRADING Nº4 (MARZO-ABRIL 2011)