Planes de trading según nuestra personalidad

Precio:
¡Es gratis!

Por favor, selecione:

DOC




Añadir al carro:

PLANES DE TRADING SEGÚN NUESTRA PERSONALIDAD

Conocer nuestros propios rasos de personalidad puede ser de gran ayuda para identificar el plan de trading que más nos conviene.

¿ Cómo se determina un enfoque de trading que encaje con nuestra personalidad?. Este es un tema importante -podría escribir un libro sobre el tema. Pero, a modo de introducción, voy a comentar algunas ideas que pueden ayudar a otros a llevar el tema más lejos.

Consideraré la forma en la que un trader recibe los datos. La mayoría de nosotros tiene un modo preferido de aceptar datos:

• Visualmente
• Cinestésicamente
• Auditivamente
• Digitalmente

(Véase: 
http://en.wikipedia.org/wiki/Representational_systems_%28NLP%29

Tenga en cuenta el artículo no menciona la “entrada digital”)

Los cuatro enfoques no son mutuamente excluyentes, de hecho, algunos estudios sugieren que aunque tenemos un modo dominante, contamos con al menos otro sistema de representación. En mi caso, yo soy lo que se dice, un visual-cinético (VC). Los VC operamos a través de la vista y los sentimientos. Así las cosas, es natural que graviten en torno a un enfoque basado en gráficos. Pero, si yo fuera digital-auditivo, por ejemplo Buffett, entonces un enfoque basado en gráficos no me encajaría.

Esto no quiere decir que no podemos aprender a adoptar otros sistemas de representación -que podemos, pero ese viaje es difícil y muchos fracasarán. Basta con ver la alta tasa de fracaso de los traders de los pits tratando de hacer la transición del parquet a la pantalla. Parte de la razón de ese fracaso se debe al hecho de que la mayoría de los traders de los pits son auditivo-cinestésicos. Cuando dejan el parquet, tienen que cambiar de estímulos auditivos a visuales y muchos no pueden hacer el cambio.

Por lo tanto, ese es el primer atributo que se considera la hora de considerar una aproximación a los mercados -cuál es mi sistema de representación y qué enfoque de trading/inversión nos encaja mejor.

En Singapur y Hong Kong, el Paradigma del Rendimiento es: Rendimiento = Capacidad + Conocimiento. De ello se desprende que cuanto más conocimiento tengamos, mejor será nuestro desempeño. Pero esta idea es errónea. El éxito depende de lo que sabemos Y cómo hacemos lo que sabemos. El elemento que falta en el paradigma es el “hacer lo que sabemos” = la aplicación (es decir, adoptar acciones en base a lo que sabemos).

En el trading, vamos a un curso, recibimos nueva información y luego fallamos a la hora de cambiar nuestro comportamiento. La razón de esto es que no estamos dispuestos a movernos fuera de nuestra zona de comodidad. De ahí el comentario de Paul de que su amiga “debe operar con indicadores” - con una implicación de que ella nunca ha tratado de hacer algo diferente.

Un rasgo que tienen los traders que fracasan en su camino al éxito es la falta de voluntad de intentar algo nuevo en toda su integridad. Lo intentamos primero y luego decimos que esto “no es para mí”, en lugar de sentarnos, escuchar y decir: “no es para mí “. Ese enfoque simplemente asegura que sigamos consiguiendo lo que siempre hemos tenido, simplemente porque seguimos haciendo lo que siempre hemos hecho.

El mensaje de este blog es el siguiente: si con su trading no está logrando los resultados que desea, entonces usted necesita cambiar su comportamiento. Esto significa moverse fuera de su comodidad hasta encontrar un enfoque que “sienta que le encaja”. Seguidamente estudiamos, aplicamos el material y vemos si los resultados obtenidos nos acercan a nuestros objetivos.

El aspecto final de la creación de planes que nos encajen está en nuestro proceso de toma de decisiones. Los estudios demuestran que mientras que la mayoría de nosotros presenta ambos tipos de procesos de toma de decisiones, uno tiende a predominar. Y los procesos son:

El Planificador: al estilo de Warren Buffet. Tendemos a operar según la máxima: “planea las operaciones”, “opera según el plan”.

El Trader Intuitivo: tiende a operar en base a su intuición, su “sentimiento” si se prefiere.
Lo que diferencia al Trader Intuitivo de la indisciplina es lo siguiente: después de la operación, el Trader Intuitivo ejecutará su proceso de gestión de riesgos.

• Compruebe que su “intuición” no es “deseo”
• Articule su estrategia de salida
• Compruebe que el tamaño de la posición es apropiado para la operación y el capital.

Tanto el Planificador como el Trader Intuitivo llevan a cabo este proceso, la única diferencia es que el Planificador lo hace antes de la operación y el Trader Intuitivo lo hace después.

Estos arquetipos son generalizaciones – en realidad somos una combinación de ambos. Y, aunque uno puede predominar, el tiempo y las circunstancias, así como el hábito y el ADN determinarán el que usamos.

Entonces, la pregunta que debemos hacernos es: ¿de qué tipo somos en el trading? Es importante que nuestro plan de trading se engrane con este rasgo.

A modo de ejemplo:

Generalmente opero giros de 18 días (tendencias mensuales). Planeo con anticipación mis operaciones PERO cuando las ejecuto, me dejo llevar por la “intuición”. Una pregunta que se ha convertido en un hábito DESPUÉS de entrar es: ‘¿cómo me siento en relación a esta operación? Si se me ocurre una respuesta negativa, trataré de analizar por qué - después de todo, mi subconsciente puede estar viendo algo que mi mente consciente no recoja. O, mi lucha, huida o congelación pueden haber sido activadas. De cualquier forma, es importante hacer una evaluación.

Como con la mayoría de las cosas, cuanto más practiquemos el proceso, mejor lo haremos. Por supuesto, habrá momentos en los que tomemos una decisión equivocada - pero eso no es razón para dejar de dar el paso.

Autor: Ray Barros

Revista: HISPATRADING Nº9 (ENERO-MARZO 2012)