QUÉ FÁCIL ES SER TRADER

Precio:
¡Es gratis!

Por favor, selecione:

DOC




Añadir al carro:

EN LA MIRA

QUÉ FÁCIL ES SER TRADER

Sí, qué fácil es ser trader. Ábrase una cuenta y ponga su dinero a trabajar. La libertad financiera y unas rentabilidades fabulosas le esperan a la vuelta de la esquina. Hágase trader. Basta con que se lea un par de libros, haga un curso de un reconocido experto que se gana la vida con el trading y de vez en cuando hace obras de caridad dando cursos y escribiendo libros.

Lo normal vaya… teniendo la libertad financiera en sus manos quién no dedicaría su tiempo a compartir sus secretos y conocimientos, obtenidos tras muchos años de esfuerzo e investigación, con Vd. a cambio de un precio ínfimo comparado con las ganancias que va a obtener.

No sea tonto: hágase trader. Es una profesión con futuro. Además una vez montada la infraestructura se trata de un negocio escalable, da igual que Vd. abra su cuenta con 3.000 € porque seguro que va a crecer de manera exagerada. Y por supuesto olvídese de los horarios de trabajo y de aguantar a sus jefes, ya que ahora no tendrá horario… ni tiempo para ver a su familia ni a sus hijos. Así es el trading. Pero qué más da… ¡Si va a alcanzar la libertad financiera en breve!

No puede ser tan difícil: no será por empresas que te enseñan cómo ser trader. Qué tonta es la gente: unos opositando a funcionarios, otros trabajando en Telepizza, quizás alguno que es directivo pero atado a su Blackberry todo el día… pudiendo ser trader.

Dicho y hecho: voy a probar suerte. Me hago un curso con el experto de turno, un par de libros para repasar y me abro corriendo una cuenta con el broker que tiene su oficina aquí en la esquina; les voy a decir que quiero una cuenta para operar en el mini SP, que según me han dicho es el Ferrari de los futuros (en realidad nuestro protagonista no tiene ni idea de lo que es un futuro pero como le han dicho que ese… pues ese).

La cuenta queda abierta el Viernes y el Domingo de madrugada estoy deseoso de hacer mi primera operación. Qué suerte que este mercado abre por la noche. Es todo un detalle para con los traders, así podemos ganar aún más dinero. Gracias señores de Globex, son Vds. unos benditos!

Me había pasado todo el fin de semana analizando el gráfico y tenía muy claro lo que había que hacer en la apertura. Tenía la mano encima del ratón lista para ejecutar mi primera orden. Si el precio rompe la zona de 1.200, compro a mercado. Sin embargo el mercado abre y cae 5 enteros hasta 1.195.

La verdad es que si voy a comprar cuando rompa el 1.200 entraré a un precio más caro, – pensó nuestro protagonista – para qué esperar? Voy a comprar a 1.195, total va a subir de todas formas, me ha parecido ver una divergencia que lo confirma.

Nada más comprar, el mercado comienza a caer con más fuerza aún. Nuestro amigo, el “trader” se empieza a poner nervioso. Fija mentalmente un stop de pérdidas y el mercado casi lo alcanza pero finalmente se estabiliza. Tras media hora eterna, el mercado comienza a estabilizarse y parece estar haciendo suelo.
Ahora sí que es el momento de comprar, ¬– nuestro amigo ya ni se acuerda de su plan inicial – voy a añadir un contrato a la posición y así mejoro mi punto de entrada.

Acto seguido, tras comprar un contrato más, el protagonista de esta historia comienza a sonreír y pensar en los grandes beneficios que obtendrá si el mercado se gira al alza.

Pero nada de eso ocurre. El mercado sigue parado en rango y no termina de romper al alza. Quizás no era tan buena idea comprar otro contrato y lo suyo sería cerrarlo pero no estamos dispuestos a tener nuestra primera pérdida, aunque sea pequeña. No, eso no puede suceder. Los grandes expertos que dan cursos nunca pierden. Esperemos un poco más.

Nuevamente el mercado inicia un nuevo movimiento a la baja y se aproxima al stop mental. Ahora nuestro amigo “trader” tan sólo piensa en salirse del mercado en un rebote. Nada de beneficios, quiero mi dinero de vuelta. – Maldito mercado, seré idiota – piensa nuestro amigo.

El mercado se desploma y rebasa ampliamente el stop mental. Las pérdidas son enormes (con 2 contratos y el mercado en contra…) y finalmente se ve forzado a cerrar la posición, so pena de que su broker le corte la posición por falta de garantías. Estupendo, nos hemos fundido un 40% de la cuenta en unas pocas horas nada más empezar.

Vaya, esto no se lo habían contado a nuestro protagonista en los cursos… pero da igual. Con lo fácil que es ser trader.

Autor: Alberto Muñoz Cabanes

Revista: HISPATRADING Nº1