EL DESEO DE MORIR DEL TRADER

Precio:
¡Es gratis!

Por favor, selecione:

DOC




Añadir al carro:

EN LA MIRA

EL DESEO DE MORIR DEL TRADER

En la pasada edición de Hispatrading Magazine se publicó una entrevista con Oliver Velez, autor de los libros “Estrategias para Ganar en Cada Operación” y “Day Trading”. Entre las diversas ideas que nos transmitió Velez mediante sus respuestas a HM, nos hemos querido quedar con un concepto que a nuestro modo de ver es de gran importancia para el trader y que por tanto merece la pena rescatarlo y analizarlo más detenidamente, este es, el concepto que Oliver Velez denomina el “Deseo de morir” que tienen algunos traders.

Para profundizar un poco más en este concepto vamos a desglosarlo en las dos palabras que lo componen: “deseo” y “morir”. La primera palabra, “deseo”, en este contexto hace referencia a un impulso o motivación inconsciente, es decir, no se está refiriendo a actos tales como por ejemplo: “Juan deseaba desde niño ser un famoso trader” o “Cada vez que visito el restaurante de Paul me entran deseos de pedir una paella”. No! En este caso se está aludiendo a un deseo que la propia persona ignora que lo tiene (por definición lo inconsciente es aquello de lo cual no somos conscientes). Lo que no significa que dicha persona no pueda darse cuenta de que tenía ese “deseo inconsciente” semanas, meses o años más tarde, sea por su propia cuenta o por medio de un psicoanálisis o una psicoterapia. Este tipo de deseos según las teorías psicodinámicas o psicoanálisis, los tenemos todos los seres humanos y en principio representan una fuerza interior que nos puede conducir al éxito o al fracaso dependiendo de si está o no en sincronía con los deseos e intenciones conscientes.

Ahora bien y ¿cómo podemos ver esto aplicado a nuestra vida cotidiana? Todos nosotros hemos tenido alguna vez la experiencia de que aún pretendiendo dirigirnos hacia un lugar (deseo consciente) terminamos llegando a otro diferente (deseo inconsciente), o bien, que mientras hablamos con una persona, al querer llamarla por su nombre (deseo consciente), le llamamos por el nombre de otra persona (deseo inconsciente) y en esta línea podrían surgir más ejemplos, incluso algunos de mayor magnitud que aplican sólo a unas pocas personas, tal como por ejemplo la persona que 5 años después de su matrimonio descubre que se ha casado con la persona equivocada porque su objeto de “deseo” era otro y no su actual pareja, entonces decide separarse. La segunda palabra del concepto: “morir” no se refiere a la muerte física sino que es también una alusión metafórica a una idea inconsciente de hacernos daño a nosotros mismos.

Habiendo llegado a este punto nos preguntamos: ¿Y cómo cobra sentido este concepto en la vida del trader? Oliver Velez afirma que en sus casi dos décadas de experiencia como formador de miles de traders, ha encontrado alumnos que tienen actitudes psicológicas nocivas que les impiden hacer trading adecuadamente y que se ajustan al tipo de trader con el “deseo de morir”. Según palabras del mismo Velez durante la entrevista:

“Es un pensamiento que los empuja a demostrarle al mundo que son perdedores, que no son capaces de nada, ni pueden lograr objetivo alguno... Este patrón lo he observado en personas que saben cómo hacer las cosas bien, con cierta constancia y disciplina han demostrado buenos resultados, pero de la nada y sin ninguna razón aparente, cuando uno menos se lo espera toman un enfoque completamente opuesto a lo que venían haciendo, echando por tierra todo el progreso que habían alcanzado... Si un trader tiene un deseo inconsciente de perder dinero es muy complicado progresar.”

De acuerdo a lo anterior, nos queda claro que hacer trading no es un asunto que tenga que ver sólo con la adquisición conocimientos, es decir, con aprender ciertas técnicas de trading y cierta información de los mercados. Según lo que nos deja entrever este concepto, hacer trading es un proceso que nos enfrenta con nuestra propia esencia como seres humanos, con nuestros miedos y nuestros deseos y, entre ellos puede estar o no ese “deseo de morir”. Por tanto, nos corresponde como personas sensatas y responsables averiguar si somos psicológicamente aptos para hacer trading; es decir, si existe en nuestro interior un deseo de vivir (en el insconsciente según las teorías psicodinámica cohabita un deseo de vida y un deseo de muerte). Si no es el caso, quizás sería razonable detenernos para evitar una crash en nuestra economía personal consecuencia de nuestro deseo insciente de morir.

Autor: Redacción Hispatrading Magazine

Revista: HISPATRADING Nº4